Espanol|Cátalan|Deutsch|English

Endodoncia

Incluso dientes considerados perdidos, pueden ser salvados!

No siempre es posible la detección de caries por fuera. Los correspondientes gérmenes también crecen desde dentro y posteriormente lo destrozan. Sí dolores dentales advierten de este proceso destructivo ya suele ser demasiado tarde. Pacientes, que visitan al dentista en esta fase, suelen escuchar que el diente ya está „muerto“. Pero, ¡no tenga miedo! Este tipo de diagnosis no significa automáticamente la necesidad de la extracción del diente afectado. También un diente “muerto” puede ser permanentemente conservado y mantener su estética y funcionalidad. El requisito para esto es la realización de una exitosa endodoncia de los canales radiculares. Después el diente será previsto con un empaste, Inlay o corona parcial.

Obturación termoplástica de los conductos radiculares

En nuestro consultorio trabajamos para el tratamiento endodóntico con el método de obturación termoplástica. Este tratamiento, es clínicamente probado más seguro, eficaz y duradero que los métodos convencionales. Después de que los conductos radiculares del diente afectado sean liberados de los restos del nervio muerto, se determinara a través de un procedimiento de medición la longitud exacta de cada conducto. A continuación se procederá a la inserción de un material de relleno calentado y natural en los conductos radiculares. Mientras que este material especial está caliente, comenzara a actuar, esparciéndose por todos los espacios de los conductos radiculares. En cuanto se seque, se genera un relleno radicular 100 % compacto, que no dejara ni el más mínimo espacio para posteriores ataques de bacterias. Gracias a esta técnica de obturación termoplástica de los conductos radicales es posible incluso salvar aquellos dientes que creía perdidos.

¿Quiere saber más sobre este tema? Nosotros le asesoramos